Vivir más y mejor

Cuídate

Cómo convertir tu dormitorio en un santuario antimosquitos

Olalla Uriarte
Olalla Uriarte

Durante los meses de verano es común que nos despertemos con una desagradable sorpresa: una o varias picaduras de mosquito. Y es que estos molestos insectos aprovechan la nocturnidad para elegir a sus víctimas y actuar, por lo que es importante que sigamos una serie de precauciones en nuestro dormitorio para impedir que lo consigan.

  • Ventílalo a las horas adecuadas
    No podemos evitar tener que ventilar a diario pero sí que podemos hacerlo, sobre todo si estamos en una zona especialmente afectada, en el momento más conveniente. Las horas favoritas de los mosquitos transcurren entre el anochecer y el amanecer. Por lo tanto, debes intentar ventilar la casa entre estos dos momentos clave.

  • Coloca difusores eléctricos
    En el mercado podrás encontrar múltiples posibilidades, ya sea a base de pastillas o con depósito líquido, asequibles y muy fáciles de usar. Además algunos modelos permiten directamente conectarlos y disfrutar de su acción durante todo un mes, sin necesidad de revisión o reposición.

  • Usa mosquiteras
    Si es una zona especialmente expuesta a los mosquitos, puedes optar por elegir una mosquitera acorde al tamaño de tu cama para asegurarte un mayor aislamiento. Además, existen un sinfín de modelos, tanto piramidales como rectangulares, por lo que podrás escoger aquel que más se ajuste a la estética de tu dormitorio. Otra opción es instalarlas solamente en puertas y ventanas, con el objetivo de aislar el dormitorio completo. Además, puedes cubrir con silicona las pequeñas rendijas que a veces se crean en los bordes para impedir aún más la entrada a estos molestos insectos.



  • Fomenta los olores que les repelen
    Existen repelentes naturales como la albahaca o la lavanda, plantas aromáticas cuyo olor actúa como criptonita para estos molestos insectos. También podemos optar por utilizar ambientadores que los desprendan, o bien incienso o velas de citronela, que producen el mismo efecto ahuyentador. Es importante que distribuyamos todos estos elementos por la habitación para conseguir un efecto completo en el dormitorio.

  • Utiliza iluminación LED
    Las bombillas tradicionales incandescentes emiten una luz infrarroja que atrae a los mosquitos, así como el calor que desprenden al ser utilizadas. Por el contrario las bombillas LED, por encima de los 550 nanómetros, están fuera del campo de atracción de los mosquitos, ya que carecen de emisiones infrarrojas y ultravioletas y no desprenden calor. Por ello, al anochecer, es recomendable que optemos po encender este tipo de iluminación antes de dormir.