Vivir más y mejor

Muévete

7 claves para prevenir y tratar el dolor de espalda

Natalia Ageitos
Natalia Ageitos

El dolor de espalda nos pasa factura a casi todos. De hecho, los expertos aseguran que un 90 % de las personas lo sufren a lo largo de su vida. Por lo tanto, es muy importante que aprendamos no sólo a curar esta dolencia sino también a prevenir su aparición.

En la mayoría de los casos nace en el entorno laboral, por trabajos que requieren cargas físicas u otros que implican largas jornadas frente al ordenador. En otros casos, puede deberse al uso indiscriminado de tacones o a tensiones relacionadas con el estrés. Sea cual sea la causa, existen formas de prevenir el dolor y evitar lesiones mayores:

  1. Adopta una postura correcta al sentarte. Si tu trabajo conlleva horas delante del ordenador, recuerda que la espalda debe estar recta y con apoyo lumbar, los hombros relajados y la cabeza erguida. Tus brazos y antebrazos en ángulo recto y las piernas en ángulo recto con respecto a la espalda. Evita cruzarlas, ya que esta posición altera el apoyo de la pelvis y dificulta una buena postura.

  2. Observa tu posición al estar de pie. Si tu día a día implica estar mucho tiempo sin sentarte, ten en cuenta que tu columna vertebral debe adoptar una posición natural en forma de “S”. Para conseguirla, lleva los hombros suavemente hacia atrás, manteniendo la cabeza levantada con el cuello recto.

  3. Duerme en posición fetal. La postura al dormir también repercute en la salud de nuestra espalda, por eso los expertos recomiendan hacerlo en posición fetal, de lado, con el costado apoyado, las caderas y rodillas flexionadas y el cuello alineado con la columna. Así evitaremos la presión excesiva sobre la columna.

  4. Elige bien tu colchón. Pasamos la tercera parte de nuestra vida durmiendo, razón demás para elegir un colchón adecuado. Debe tener una firmeza media para que se adapte a las curvas de la columna. Si es demasiado duro, no se adaptará a tu cuerpo provocando excesiva tensión en la espalda. Si es demasiado blando, afectará a la curvatura de la columna.



  5. Haz descansos en el trabajo. Si tu profesión implica una misma postura durante horas frente al ordenador, procura levantarte de la silla cada hora/ hora y media para hacer estiramientos, oxigenar la musculatura y evitar contracturas. Te sentirás mejor, y en consecuencia serás más productivo, evitando problemas de espalda innecesariamente.

  6. Bájate del tacón. Los expertos aseguran que el uso de tacones excesivamente altos a diario puede perjudicar gravemente la salud de la espalda. La razón es que este calzado obliga a presionar la planta del pie, de tal manera que la parte delantera soporta la mayor parte de nuestro peso. A la larga, esta postura puede alterar la alineación natural de la columna.

  7. Aplica calor y un gel analgésico. Si al final del día sientes molestias en las espalda, puedes aliviarlas en la ducha bajo un chorro de agua caliente, cuyo efecto es analgésico y sedante. Si el dolor persiste, aplica un gel analgésico mediante un masaje en la zona afectada de tres a cuatro veces al día. Conseguirás reducir la inflamación y calmar el dolor.