Vivir más y mejor

Respira

Precauciones imprescindibles a la hora de ponerse al volante

Olalla Uriarte
Olalla Uriarte

Tráfico prevée alrededor de 15 millones de desplazamientos durante la operación de semana santa. Por ello, durante estos días clave en las carreteras nacionales, es vital que los conductores lleven a cabo una serie de recomendaciones para realizar su viaje, y en consecuencia el del resto de vehículos, con la mayor seguridad posible.

  • Revisa el estado del vehículo
    Una semana antes de salir, sobre todo si nos espera un viaje largo por delante, debemos hacer una pequeña revisión del estado de nuestro coche. Comprobar la presión de los neumáticos, el funcionamiento de los frenos, las luces, así como el nivel de aceite es parte del chequeo que debemos realizar con suficiente tiempo para, en caso de diagnóstico negativo, poder resolverlo antes de partir. Además, también debes comprobar que llevas los documentos obligatorios, así como los triángulos, el chaleco y la rueda de repuesto requerida.

  • Comprueba tu ruta
    Es importante que tengas una idea previa de tu viaje: cuáles son las mejores carreteras, tiempo estimado, posibles paradas... La organización puede jugar un punto muy importante a tu favor, sobre todo en días vacacionales, ya que puedes ahorrarte mucho tiempo consultando la mejor opción e incluso el mismo día puedes conocer la situación del tráfico en tu recorrido, a través de la DGT, para cambiar la ruta si fuera necesaria.

  • Favorece tu estado físico y mental
    Un correcto descanso, la noche antes de un viaje de estas condiciones, es fundamental para poder tener los reflejos suficientes y poder reaccionar a tiempo ante un imprevisto. Además, no debes realizar una comida copiosa antes o durante el trayecto y es recomendable llevar a mano bebidas refrescantes estimulantes, ya que pueden ayudarte a hacer el viaje más llevadero. Por supuesto, has de evitar el alcohol en todo momento y aquellos medicamentos que puedan producirte somnolencia.

  • Si eres alérgico...
    Estamos inmersos en primavera, una época complicada para los cerca de 8 millones de españoles que padecen alergia especialmente al polen. Si eres uno de ellos, seguramente uno de los efectos secundarios de la medicación que más te preocupa a la hora de viajar es precisamente la somnolencia. Y es que algunos tratamientos, principalmente histamínicos, causan este efecto que puede llegar a ser muy perjudicial para el conductor. Por ello es preferible que uses determinados productos, como algunos pulverizadores nasales antialergias a base de corticoides, que no producen este efecto. Además, también puedes utilizarlos incluso antes de padecer los síntomas para favorecer la prevención y asegurarte que tanto el viaje, como tu primer contacto con tu destino, se desarrolla en las mejores condiciones.


  • Revisa tu postura
    Puede parecer una tontería, pero no lo es. Aparte de sentarnos correctamente, con la espalda en el respaldo y comprobando la distancia con el volante y los pedales, debemos de asegurar que la posición de nuestras manos es la correcta. Su colocación correcta debe ser la de “las tres menos cuarto”, lo que nos permitirá un mayor control del volante en caso de tener que hacer un movimiento inesperado.

  • Olvídate de los dispositivos
    Una de las distracciones más habituales entre los conductores es, precisamente, el uso del móvil durante el trayecto o la manipulación del navegador en marcha. Tanto uno como lo otro debe hacerse con el vehículo estacionado para evitar que este proceso desvíe nuestra atención de la carretera. Otra opción, es contar con un dispositivo de manos libres para poder hablar por teléfono sin necesidad de tener que desviar la vista y/o una de las manos del volante.

  • Haz las paradas necesarias
    Las prisas nos pueden jugar una mala pasada. Lo recomendable es parar cada 2-3 horas a descansar, estirar las piernas e hidratarnos. Así afrontaremos el resto del viaje en mejores condiciones y podremos seguir nuestro camino sin imprevistos.