Vivir más y mejor

Sonríe

6 errores comunes al tratar un herpes labial

Natalia Ageitos
Natalia Ageitos

Durante el verano, el ascenso de las temperaturas y la sobreexposición a los rayos ultravioletas debilitan las defensas de nuestra piel. Un momento que es crítico también para nuestros labios, ya que pueden resecarse con facilidad e incluso padecer el virus del herpes.

Los errores más habituales a la hora de tratar un herpes labial

Sensación de ardor, picazón, hormigueo y escozor son algunas de las reacciones que provoca este virus, cuya probabilidad de contagio y reactivación aumenta precisamente durante las vacaciones. Eso sí, existen tratamientos tópicos antivirales para esta molesta infección que ayudan a suavizar sus síntomas, aceleran el proceso de curación y nos protegen frente a futuros brotes del virus.

Es fundamental utilizar uno de estos tratamientos de venta en farmacia y NUNCA reemplazarlos por remedios caseros. De hecho, éste y otros 5 hábitos encabezan la lista de errores a la hora de tratar un herpes labial:

  • Los remedios caseros, como la pasta de dientes o el zumo de limón, generan grandes complicaciones y no detienen al virus del herpes simple. Por el contrario, irritan la piel y generan reacciones alérgicas o dermatitis (inflamación de la piel). Además, favorecen la invasión de hongos y bacterias.
  • Aplicar una cantidad enorme de tratamiento, días después de la aparición del herpes, es otro fallo habitual. Éste debe aplicarse en las primeras 24-48 horas, cinco veces al día y en la cantidad suficiente para garantizar que se absorba. Un mal uso del tratamiento puede dar lugar a que se genere resistencia al aciclovir, lo que puede conllevar ciertas complicaciones si en algún momento hay que tratar un herpes mayor.
  • Utilizar cremas sobre la lesión en los labios mientras dure la infección no es acertado, ya que tienen el mismo efecto que los remedios caseros: irritan y contaminan los tejidos, a la vez que retardan la curación.

    Los errores más habituales a la hora de tratar un herpes labial
  • Aunque resulte evidente, es importante recalcar que no se pueden romper las vesículas ni arrancar las costras, ya que se puede provocar mayor extensión de las lesiones o generar cicatrices.
  • Comer determinados alimentos, como chocolate, frutos secos, cacahuetes y/o almendras, puede repercutir negativamente en el proceso de curación, ya que contienen un aminoácido llamado arginina que puede favorecer el desarrollo del virus.
  • Entre los errores más comunes está el de compartir toallas, cubiertos, vasos y maquillaje. Pueden ser los responsable de la propagación del virus a otras personas en tu hogar.