Vivir más y mejor

Sonríe

Esto es lo que revela el color de tus encías

Natalia Ageitos
Natalia Ageitos

¿Te has parado a mirar el color de tus encías? ¿Sabías que su aspecto puede estar revelándote un problema de salud? Mientras que una tonalidad rosa coral indica que tu encía está sana otras, como el rojo brillante o marrón, pueden ser el primer aviso de un problema bucodental a tratar.

Lo que revelan tus encías

Lara Avramov, Directora de Médico Dental Princesa, nos da las claves generales para saber interpretar lo que revela cada una de las tonalidades posibles:

  • Tono pálido (blanquecino)
    “Este color anuncia la posibilidad de encontrarnos en las primeras fases de la gingivitis, que puede haber sido producida por una acumulación de placa y una mala higiene bucal. Además, estas manchas también pueden deberse a una afta o úlcera bucal o ser síntoma de candidiasis oral, una infección provocada por el hongo cándida. Si a este aspecto se suman síntomas de lengua hinchada y suave (glotis) podemos estar ante un caso de anemia o, en el peor de los casos, de leucemia”.
  • Rojo brillante
    “Cuando la encía presenta esta tonalidad, se muestra inflamada e irritada y sangra en el cepillado estamos claramente ante una enfermedad gingival. El color en este caso se debe a la respuesta inflamatoria de nuestro organismo ante la presencia de abundante placa en los dientes. Si no se trata a tiempo, la peor de las consecuencias de este proceso es la pérdida de piezas dentales”.
  • Ennegrecidas
    “Es un síntoma característico entre los fumadores. Se produce por el aumento de la secreción de melanina y por la acumulación de sustancias tóxicas del tabaco, que pueden cambiar el color de la encía (un problema conocido como melanosis gingival). Otra de las razones que explica por qué puede estar nuestra oscureciéndose nuestra encía puede ser el uso de antidepresivos o anticonceptivos”

¿Cómo conseguir unas encías sanas?

Cepillado

Por supuesto, una buena higiene bucal es fundamental. Esto implica: realizar un correcto cepillado que incluya tanto la parte interna como la externa de los dientes, como las encías, la lengua y el paladar. También debemos utilizar hilo dental a diario y un colutorio 2 veces al día, ya que elimina hasta 3’5 veces más de placa entre los dientes que el cepillado. Si además añadimos al listado una pasta dentífrica especialmente diseñada para eliminar la placa, detener el sangrado y fortalecer nuestras encías estaremos más cerca de conseguir unas encías completamente sanas.