Vivir más y mejor

Sonríe

Qué ocurre cuando el blanqueamiento no se hace correctamente

Gorka Alonso
Gorka Alonso

Cada vez son más las personas que buscan lucir una sonrisa perfecta y blanca. Para ello, recurren a clínicas especializadas para someterse a un blanqueamiento, un tratamiento dental que ya se ha convertido en uno de los más habituales. No obstante, hay que ser conscientes de que este proceso, consistente en un desgaste de la partícula que protege el diente, puede ser peligroso si no se realiza de forma correcta por un especialista.

Consumir ciertos alimentos, como café o vino, y algunos hábitos como fumar pueden llegar a oscurecer el esmalte que recubre y protege el diente. Las clínicas dentales ofrecen tratamientos que devuelven el color natural y blanquean la dentadura con técnicas que incluyen las lámparas LED, que abren el poro del esmalte y blanquean la dentina, y recordatorios del tratamiento en casa por medio de unas férulas con producto.

No obstante, es imprescindible realizar un buen estudio previo para comprobar el grado de blanqueamiento que se puede alcanzar y el estado en el que se encuentran los dientes, ya que la saludad de las piezas es un factor clave. En palabras de la doctora Silvia González Pondal, de la Clínica Médico Dental Princesa, “la correcta exploración dental previa nos permite asegurar que no hay ningún factor que contraindique el blanqueamiento”. Si esta valoración previa no se lleva a cabo, o se hace de forma incorrecta, puede llevar a que se produzca “una excesiva sensibilidad dental” al no haber detectado con antelación “pérdidas de esmalte, erosiones o incluso caries”, advierte la doctora.

Una vez que se da vía libre al tratamiento hay que asegurarse de que el tratamiento se haga de forma correcta. El principal problema que puede ocurrir “son quemaduras a nivel de la encía, ya que el producto puede entrado en contacto con ella sin que ésta esté suficientemente protegida”, por eso hay que asegurarse de que “queden bien recubiertas”, añade la doctora González. Otro habitual es la excesiva sensibilidad dental ya mencionada.

Cuidado posterior

Tras el tratamiento, es importante mantener ciertos cuidados para que el blanqueado sea efectivo. Por ello, se debe evitar el consumo de alimentos que puedan producir la tinción de los dientes como el vino tinto, el café y algunas verduras con capacidad para manchar elementos blancos, así como el tabaco.

Además, “tras el tratamiento es habitual que se produzca algo de sensibilidad dental durante unos días”, por lo que es importante cumplir con las recomendaciones de los especialistas, tal y como señala la doctora. De este modo, se evitará potenciar el daño y el desgaste.